Año nuevo vida nueva - ¿Cómo lograrlo? | SUM Psicólogos

Año nuevo vida nueva – ¿Cómo lograrlo?

año nuevo vida nueva

Año nuevo vida nueva

Somos muchos los que empezamos el año queriendo llevar un hábito de vida más saludable que el anterior. Lo cierto es que muchas veces volvemos a caer a las pocas semanas en esos malos hábitos que tanto detestamos. Pero ello no nos debe frenar a la hora de volver a intentarlo. Por ello, hagamos este año nuevo vida nueva, siguiendo unos consejos.

Escribe tú 2017 en forma de una historia

En el postmodernismo actual, vivimos al día, siempre haciendo tareas y deberes sin prestar la suficiente atención a analizar nuestros errores, simplemente fluimos sin saber ciertamente si llevamos lastre encima o no.

Por ello es recomendable escribir nuestro 2017 acentuando lo que no deseamos repetir, lo que cambiaríamos, nuestros deseos por cumplir, las oportunidades perdidas y las que deseamos obtener. Básicamente desnudarnos frente al folio o el teclado –cómo es mi caso, que lo realicé hace unos días.

No existe un máximo de tiempo ni un mínimo predeterminado, pero lo importante es que seas sincero contigo mismo, es decir, nadie más va a leer eso y es por y para ti.

Todo ello nos brinda la oportunidad de analizar y aprender de nuestros errores, por lo que nos ayuda a coger impulso para el año nuevo y así empezar una vida nueva.

No hay que olvidar escribir nuestras metas para el 2018, así cómo describir una ruta de llegada a nuestro destino deseado. La estructura de la historia no pasa nada si es difusa, cómo dije antes, lo principal es ser sincero con uno mismo.

No todas las acciones pesan lo mismo

Uno de los objetivos más comunes para el año nuevo suele ser ahorrar dinero. Ya sea para tener fondos para una emergencia o por ejemplo para realizar algún viaje que se salga de presupuesto.

Es esencial hacer una lista sobre gastos que puedan debatirse como innecesarios, es importante que la cuantía sea elevada, por ejemplo, quitarnos de nuestro desodorante favorito por otro más económico no es que sea la forma más efectiva. En cambio, si estamos suscritos a una revista mensual que apenas ojeamos, o por ejemplo a una tarifa de móvil que no se ajusta a lo que usamos, cambiemos eso.

Por ejemplo, en mi caso, vendí mi moto porque apenas la usaba y así me ahorré de pagar dos seguros.

Es una forma honesta y sencilla de recortar gastos que luego nos ayuda a mejorar nuestra calidad de vida.

Otro factor clave es cambiar nuestras rutinas. Por ejemplo, si se desea bajar de peso o estar simplemente más fibroso, y llevas una rutina de actividades que no funcionan del todo bien, cámbialas. Replantearte las actividades para lograr tus metas es la base del éxito.

Por ejemplo, aumenta la frecuencia de salir a correr o los kilómetros que recorras, sigue una dieta diferente o simplemente cambia de tabla de ejercicios. La pereza y la procrastinación son los enemigos más comunes del siglo XXI. Es recomendable empezar con pequeñas submetas para luego conseguir nuestro objetivo.

¿Qué estás dispuesto a dejar de hacer?

Tenemos una cantidad de fuerza, tiempo y voluntad para cada día, ¿En qué debemos gastarla? Es común escuchar la típica expresión: “Me faltan horas en el día”. Ello es señal que algo va mal, el estrés rebosa en nosotros.

Existe una frase que repito muy a menudo a mis amigos estresados para que reflexionen: “¿Vivir para trabajar o trabajar para vivir?”. No se pueden pedir más horas al día, pero lo que podemos hacer es cargarnos menos. La salud es lo primero y no es una frase hecha, con nuestro cuerpo hemos vivido y viviremos toda nuestra vida, la fatiga se resiente en el organismo y nos causa malestar.

Es esencial no cargarnos demasiado, si queremos hacer valer la frase año nuevo vida nueva, tenemos que estar dispuestos a dejar de hacer ciertas cosas y otras hacerlas de forma más sosegadas.

Tenemos que admitir que no podemos llevarlo todo adelante. Al menos no con salud.

De hecho, en nuestra web se puede ver la cantidad de males que nos puede causar el estrés, os invito a visitarla si queréis convenceros.

Vida nueva: Tenemos que ser mejores pensadores

En la historia que escribamos, veremos los errores cometidos y ello nos lleva a plantearnos: ¿Pensamos lo suficiente antes de actuar?

Por ejemplo, ayer mismo me llamó mi jefe, yo estaba conduciendo y me dijo que fuera a trabajar esa misma noche, y los días siguientes, y claro, me aviso cuatro horas antes de que empezara mi supuesto turno.

Mi reacción fue decirle que le diría sí o no, en una hora, que ahora mismo no le podía responder. Viajé hasta mi destino aparqué y reflexioné. Claramente me hace falta el dinero, pero ya tenía planes y dinero desembolsado para este fin de semana así que opté por decirle que no.

Si no hubiera reflexionado esa hora, apuesto que hubiera dicho que sí y estaría maldiciendo mi suerte por tener que cancelarlo todo. Me curé en salud para mí y para los míos e iniciaré la semana de trabajo conforme pueda llevarlo con mis turnos estipulados.

La moraleja es que, saber decir que no es importante en nuestra vida y pedir tiempo para reflexionar es tanto vital como necesario. La vida nueva que nos ofrece este año nuevo, debemos de ser capaces de reflexionar y tomar mejores decisiones que antes.

Otro factor clave es rectificar, como bien dice el refrán, “rectificar es de sabios”. Si tienes algo pendiente que martillea tú conciencia, sácalo, discúlpate y háblalo. No hay mayor alivio que tener una conciencia tranquila y como propósito de año nuevo vida nueva, es necesario.

Nunca tomes grandes decisiones en caliente ni con las baterías bajas, tomate tú tiempo y todos ganaremos en salud.

¿Y qué significado tiene la vida?

Tras mucho debatir sólo hay una conclusión verdadera y es para ser feliz, al menos para mí.

Perdemos tanto tiempo en querer alcanzar metas materiales pensando que eso nos hará felices que nos olvidamos que no es más feliz quien más tiene sino quien menos necesita.

Lógicamente necesitamos cubrir nuestras necesidades vitales y tener un margen de maniobra, pero lo curioso de la vida es que, uno es más feliz cuanto más comparte y menos acumula porque la felicidad si no se comparte se marchita.

Aunque bien es cierto que prefiero llorar en un deportivo último modelo, que en mí Focus del año la pera, también sé que prefiero mí cochecillo y tener dinero para viajar con mis amistades que es lo que realmente me hace feliz.

¡Desde el más sincero recoveco de nuestro corazón, SUM Psicólogos os desea un feliz año nuevo 2018!

DA TU PRIMER PASO AHORA

no es necesario que veas el camino completo. Solo da el primer paso. El resto irá apareciendo a medida que camines.

Contacta con nuestro equipo sin ningún tipo de compromiso.

Hablar Ahora

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar