Decisiones: ¿Cómo nos afecta el miedo a decidir?

¿QUÉ SON LAS DECISIONES?

Desde SUM Psicólogos tenemos claro que nuestras publicaciones no giran sobre la política, pero otra cosa bien distinta es la manera en la que nos afectan las decisiones políticas a nuestra salud.

En nuestro caso se ve interesante indagar en los mecanismos de toma de decisión y en concreto sobre “el famoso miedo al tomar una decisión”, el cual sentimos en multitud de ocasiones.

Las decisiones son fruto de la combinación de diferentes situaciones y conductas que rondan entorno a las diferentes alternativas y consecuencias que pueden desembocar con una acción.

TOMAMOS DECISIONES A DIARIO

Todos nos enfrentamos día a día a decisiones cotidianas, pero hay toda clase de decisiones, unas más decisivas que otras, como puede ser escoger una carrera entre varias, o como el caso más actual para muchos españoles, ¿Qué votar en un Referéndum de autodeterminación el cuál el Gobierno y el TC consideran ilegal?

Desde la perspectiva ciudadana hay diferentes opiniones al respecto, todas ellas influenciadas por diferentes concepciones ideológicas, pero existe un mínimo común múltiplo en esta situación.

Las personas que no tienen claro su voto o su participación en dicha actividad, es muy probable que estén padeciendo lo que se denomina “miedo a decidir”.

Votar en sus diferentes formas o abstenerse a ello, de igual manera nos carga emocionalmente.

¿POR QUÉ TENEMOS MIEDO A LA HORA DE TOMAR DECISIONES?

Entre los diferentes miedos que existen, como puede ser, el de no estar a la altura, el de no tener el control o perderlo, incluso el de sufrir rechazo social, el miedo a decidir, es el más extendido de todos ellos y sin lugar a dudas, todos alguna vez lo sufrimos, ya que está abierto a todo nivel cultural, laboral y socioeconómico de todo ser humano.

Toda decisión se entronca con multitud de variables que la sociedad del siglo XXI tiene, disponemos de mucha información y fácil acceso a ella, y pese que existan decisiones que parecen simples, como un “si” o un “no”, sus consecuencias tienen grandes cargas en los años venideros.

Por ello, hay ocasiones en la que el bloqueo es inevitable y su desenlace puede acrecentar el malestar emocional.

Sin duda alguna, es difícil de afrontar una decisión, y el bloqueo ante la indecisión puede derivar a aumentar la dificultad en la toma de decisión y al malestar.

En la mayoría de ocasiones, se tiende a acumular información para ayudar a decidir, lo cual puede derivar a mayor ansiedad y no solventar la situación.

Lo más importante de saber ante una situación de miedo a la elección es que rara vez existe una respuesta absolutamente certera y la constante indecisión puede llevar a lo que en psicología se conoce como “duda patológica”.

MIEDOS FRECUENTES AL TOMAR DECISIONES

Los siguientes son algunos de los miedos que tenemos al tomar decisiones en función del contento en el que nos encontramos:

MIEDO A PERDER EL CONTROL O A NO POSEERLO

Este miedo se da en personas con una gran necesidad de control y se enfrentan a situaciones en las cuales sufren una perdida de control y tienden a bloquearse a la hora de tomar una decisión.

En casos extremos, la necesidad de control se observa en personas con Trastorno de Personalidad Obsesivo-Compulsiva.

MIEDO A NO ESTAR A LA ALTURA

Estas personas, se caracterizan porque tienen claro qué decisión quieren tomar, pero tiene miedo o duda sobre las repercusiones o consecuencias que conlleva tomar esa decisión.

Son personas que tienen miedo a salir de su zona de confort y son propensos a evitar roles de responsabilidad para evitar decisiones de importancia.

Este tipo de miedos están relacionados con la baja autoestima.

MIEDO AL RECHAZO SOCIAL

El ser humano es un ser social por naturaleza, por ello siempre ha existido un miedo al rechazo social y más aún cuando una decisión puede desencadenar el rechazo.

Este miedo puede generar comportamientos donde la toma de decisiones están basadas en la aprobación de los demás y no en las necesidades personales.

Para corregir este miedo se puede realizar una terapia de aceptación y compromiso, donde se ayuda a la persona a aprender a tomar decisiones según sus valores y necesidades personales.

Estela Zegrí Quesada (Psicóloga)

Psicóloga en Sumpsicólogos.

Máster en Psicología General Sanitaria por UNIR.

Máster en Terapia Sistémica Familiar por la Universidad Pontificia de Comillas.

Especialista en Psicoterapia y Psicodrama por la EPyP.

estela sum psicologos