Visión negativa del mundo

¿Cómo afecta nuestra percepción en el estado de ánimo?

Nuestra percepción puede afectar significativamente nuestro estado de ánimo. La percepción se refiere a cómo interpretamos la información sensorial que recibimos del entorno, incluyendo los sentidos como la vista, el oído, el olfato, el gusto y el tacto, así como las experiencias pasadas y la información almacenada en nuestra memoria.

Si percibimos una situación como amenazante o peligrosa, es probable que nos sintamos ansiosos o temerosos. Si percibimos una situación como emocionante o emocionante, es posible que nos sintamos felices o emocionados. Si percibimos una situación como aburrida o monótona, es posible que nos sintamos aburridos o cansados.

Además, nuestra percepción puede influir en cómo interpretamos las emociones de los demás. Si percibimos una sonrisa como genuina, es posible que nos sintamos más positivos y alegres. Si percibimos una mirada fría o distante como hostil, es posible que nos sintamos más ansiosos o molestos.

¿Cómo nos influye adoptar una perspectiva pesimista?

La visión negativa del mundo es una perspectiva pesimista que puede influir significativamente en la calidad de vida de una persona. Esta visión se caracteriza por una percepción generalizada de que la vida es injusta y que las cosas tienden a salir mal. Puede llevar a sentimientos de ansiedad, depresión y desesperanza. Además, la visión negativa del mundo a menudo está relacionada con la indefensión aprendida.

¿Qué es la indefensión aprendida?

La indefensión aprendida es una teoría psicológica que se desarrolló a partir de la observación de que los animales expuestos a eventos aversivos repetidos sin control se vuelven pasivos y resignados. La indefensión aprendida también se ha observado en humanos. En esta situación, las personas aprenden que no importa lo que hagan, no pueden controlar los eventos estresantes que ocurren a su alrededor. Como resultado, se sienten impotentes y sin esperanza de que su situación pueda mejorar.

¿Cómo se relacionan la indefensión aprendida con una perspectiva pesimista sobre nuestro entorno?

La visión negativa del mundo y la indefensión aprendida están relacionadas porque las personas con una visión negativa del mundo pueden sentir que no tienen control sobre su entorno y, por lo tanto, pueden sentirse impotentes. Esta sensación de impotencia puede llevar a la indefensión aprendida. Además, la indefensión aprendida puede aumentar la probabilidad de una visión negativa del mundo, ya que las personas que se sienten impotentes tienden a tener una visión más pesimista de la vida.

¿Cómo puedo cambiar mi visión sobre mi alrededor?

Una forma de tratar la visión negativa del mundo y la indefensión aprendida es a través de los diferentes enfoques de terapia. En el caso de la visión negativa del mundo, la terapia puede ayudar a las personas a ver las cosas desde una perspectiva más positiva y realista. Además, la terapia puede ayudar a las personas a sentir que tienen más control sobre su entorno, lo que puede reducir la sensación de impotencia y, por lo tanto, reducir la probabilidad de la indefensión aprendida.

Otra forma de tratar la visión negativa del mundo y la indefensión aprendida es a través del ejercicio y la meditación. El ejercicio puede ayudar a reducir los niveles de estrés y mejorar el estado de ánimo, lo que puede ayudar a las personas a tener una perspectiva más positiva de la vida. La meditación también puede ayudar a reducir los niveles de estrés y mejorar el estado de ánimo, así como ayudar a las personas a desarrollar una sensación de control sobre sus pensamientos y emociones.

Aquí dejamos unas sugerencias de como fomentar una perspectiva más amable sobre la vida:

  1. Practicar la gratitud: Tomar el tiempo cada día para reflexionar sobre las cosas por las que estamos agradecidos puede ayudar a enfocar nuestra atención en lo positivo en lugar de lo negativo.
  2. Practicar la atención plena: La atención plena es una práctica que involucra prestar atención intencionalmente al momento presente sin juzgarlo. La atención plena puede ayudar a reducir la ansiedad y fomentar una perspectiva más positiva de la vida.
  3. Desafiar los pensamientos negativos: Cuando tenemos pensamientos negativos o autocríticos, es importante cuestionar su precisión y evaluar si son realmente ciertos. Trata de encontrar evidencia que contradiga estos pensamientos negativos.
  4. Practicar la autocompasión: La autocompasión implica tratar a uno mismo con amabilidad y comprensión, en lugar de ser autocrítico y duro consigo mismo. La autocompasión puede ayudar a reducir la ansiedad y fomentar emociones positivas.
  5. Fomentar relaciones positivas: Las relaciones positivas pueden tener un efecto positivo en nuestro estado de ánimo y perspectiva de la vida. Trata de pasar tiempo con personas que te hagan sentir bien y fomenten emociones positivas.

En resumen, la visión negativa del mundo y la indefensión aprendida están estrechamente relacionadas. Ambas pueden ser tratadas a través de la terapia el ejercicio y la meditación. Al ayudar a las personas a desarrollar una perspectiva más positiva de la vida y una sensación de control sobre su entorno, podemos reducir la probabilidad de la visión negativa del mundo y la indefensión aprendida y mejorar la calidad de vida de las personas.

Desde sumpsicólogos, reivindicamos la importancia del bienestar,  por lo que nuestro equipo de psicólogos pueden acompañarte y comprenderte en tu forma de percibir y sentir los acontecimientos que te remueven y que te preocupan.

Estela Zegrí Quesada (Psicóloga)

Psicóloga en Sumpsicólogos.

Máster en Psicología General Sanitaria por UNIR.

Máster en Terapia Sistémica Familiar por la Universidad Pontificia de Comillas.

Especialista en Psicoterapia y Psicodrama por la EPyP.

estela sum psicologos